Toys never die!
El juguete proporciona momentos de felicidad y ocio. Jugar, para los niños, es vivir, por eso el juguete no debe ser sólo un premio sino un instrumento para su desarrollo y felicidad.

Los juguetes y el juego actúan como vehículo de emociones, de sentimiento y creatividad.